Se espera que la categoría Ready To Drink (RTD) crezca un 12% en volumen de ventas entre 2022 y 2027, alcanzando los 40.000 millones de dólares en 2027 en 10 mercados clave. Este crecimiento será impulsado por la subcategoría clave de cócteles/tragos largos y los productos que se encuentran dentro del rango de precios premium y superior. Esta perspectiva marca una desaceleración con respecto a años anteriores, principalmente debido a la disminución de los hard seltzers en Estados Unidos.

Estos hallazgos son parte del Estudio Estratégico de RTD de IWSR 2023, que analiza las tendencias en 10 mercados (Australia, Brasil, Canadá, China, Alemania, Japón, México, Sudáfrica, el Reino Unido y Estados Unidos) que representan el 83% del consumo global de la categoría RTD, con un valor total de 33.900 millones de dólares en 2022.

Las expectativas de crecimiento para los RTD en los 10 mercados clave se han reducido a la mitad durante el año pasado a una tasa de crecimiento en volumen prevista de +2% entre 2022 y 2027. Sin embargo, excluyendo los hard seltzers, los volúmenes de RTD crecerán a un ritmo de +5% de 2022 a 2027. En la misma escala de tiempo, los cócteles/tragos largos verán crecer su participación en los volúmenes de RTD en los mercados clave en cuatro puntos porcentuales (4 p.p.), hasta alcanzar una cuarta parte del volumen de la categoría RTD para 2027, mientras que la de los hard seltzers se reducirá en un 11%.

"El crecimiento se está desacelerando en una categoría de RTD global cada vez más madura, pero persisten oportunidades en el espacio de cócteles/tragos largos y para productos premium plus que priorizan las señales del consumidor", comenta Susie Goldspink, directora de Perspectivas de IWSR.

A medida que la categoría madura, el desarrollo de nuevos productos evoluciona y el ritmo de la innovación se desacelera desde su pico de 2021: en ese año, se lanzaron más de 3.000 nuevos productos RTD, pero en la primera mitad de 2023, esa cifra se redujo a poco más de 1.000.



La innovación se inclina cada vez más hacia precios superiores, gracias a tendencias como las bebidas espirituosas duras a base de alcohol; utilizar categorías de bebidas espirituosas designadas e ingredientes premium en los RTD; y mejorar productos con ingredientes funcionales.

"La tendencia a la premiumización se está moviendo en una variedad de direcciones, desde formatos premium hasta un cambio en los ingredientes y una mayor funcionalidad, todos aspectos que ofrecen un punto de diferenciación a los consumidores", dice Goldspink.

"Aunque el ritmo de la innovación se ha desacelerado, la eficacia de los nuevos lanzamientos ha mejorado, ya que los productores son más estratégicos y específicos en sus lanzamientos de productos", agrega Goldspink.

A pesar del impacto de la crisis del costo de vida en los ingresos de los consumidores, siete de los 10 mercados cubiertos en el informe registraron un crecimiento de volumen de dos dígitos para los RTD premium plus en 2022, lo que sugiere que todavía hay mucho camino por recorrer para el crecimiento con productos de mayor precio.

Nuevos consumidores

El reclutamiento de nuevos participantes en la categoría RTD se está desacelerando a medida que la categoría madura, pero la investigación del IWSR muestra que los consumidores beben con más frecuencia, consumen más en la misma ocasión y exploran un mayor número de subcategorías.

En 2021, el 24% de los consumidores de RTD eran nuevos en la categoría (definida como haber ingresado en ella en los últimos dos años); para 2023, esa cifra había caído al 13%, lo que sugiere que la categoría está alcanzando la madurez.

Sin embargo, la proporción de consumidores de RTD que beben RTD más de una vez a la semana aumentó del 39% en 2022 al 43% en 2023, según datos de IWSR.

Mientras tanto, el 63% de los consumidores informaron que bebieron dos o tres RTD en la misma ocasión y el 58% dijo que ahora consumen de un repertorio de tres o más subcategorías de RTD.

Accede desde aquí al informe completo