Mercados competidores
Publicado 21/02/2019

EEUU: Predicciones para la industria vitivinícola en 2019

El Silicon Valley Bank, Wine Division, publicó recientemente su informe “Situación de la industria del vino en 2019” en el cual comparte su pronóstico para la evolución de la oferta, demanda y balance global del mercado de vino, haciendo foco en los Estados Unidos.

A continuación, compartimos algunas de las principales conclusiones del reporte del Silicon Valley Bank, Wine Division y adjuntamos el documento original completo (en inglés).

2018 fue un buen año para la industria vitivinícola en EEUU

Las ventas de vino fueron record el año pasado. Creció la venta de vinos en restaurantes como así también la de vinos finos.

A partir de 1994, el negocio del vino en los EEUU experimentó una larga tendencia de aumento del consumo.  En ese momento el crecimiento y la premiumización del vino fueron impulsados ​​por la expansión económica más larga registrada, coincidiendo con el ingreso de la generación de los baby boomers a la fuerza laboral estadounidense.

Hoy, 25 años después, Estados Unidos es el principal país consumidor de vino. Y al igual que en los 90, cuando los baby boomers hicieron su ingreso al mercado impulsando la venta de vinos, los millenials (todos mayores de 21 años) están empezando sus carreras y, también, comienzan a gastar más.

Predicciones/proyecciones 2019

Oferta:

  • Se estima que la cosecha 2018 de California ha sido record, con alrededor de 4,4 millones de toneladas. También se espera que la costa noroeste del país haya tenido una cosecha record.
  • Esta gran cosecha provocará la caída de los precios tanto de la uva como del vino a granel en 2019.

Demanda:

  • Aunque la generación de los baby boomers se encuentra en su período de retiro (entre 54 y 70 años) ha seguido consumiendo vinos de todos los rangos de precios. Sin embargo, este consumo va decreciendo tanto en valor como en volumen a medida que van envejeciendo. La media de esta generación va a alcanzar la edad para su jubilación en los próximos cuatro años.
  • La “premiumización” estaría llegando a su punto máximo.
  • La generación millennials no ha cumplido con lo previsto en cuanto a consumo de vino se esperaba. Su falta de capacidad financiera, así como también sus preferencias por las bebidas espirituosas, la cerveza artesanal y el cannabis son algunos de los factores que explican el bajo consumo de vino. Sostiene el informe del Silicon Bank que los analistas de la industria han sobreestimado por varios años el impacto que los millenials tendrían en el consumo de vino. El tan esperado traspaso del consumo de vinos premium de la generación de los baby boomers a los millenials no se ha dado. Hace ya 5 años que el consumo de vinos Premium por parte de esta última generación se mantiene relativamente estable con una participación del 17% en el total del vino consumido de esta categoría.
  • La generación X va a superar demográficamente a la generación de los baby boomers aproximadamente en el año 2022, para convertirse en el mayor grupo de consumidores de vinos finos. También se espera que la generación millennials supere a la generación X para el año 2027 como principal consumidor de vino fino.

Precios

  • Será difícil ver aumentos de precios para los vinos en 2019. En particular el precio de los vinos Premium se espera que permanezca constante. Deberíamos observar un deterioro en el precio de botellas que son consumidas por gente joven. Las ventas de vino por debajo de U$S 9 continuará reduciéndose tanto en valor como en volumen.
  • La industria vitivinícola está pasando a un período de crecimiento de volumen plano a negativo, bajo crecimiento de ventas y un modesto excedente de uvas, lo que ejercerá presión a la baja sobre los precios.

Tendencia de ventas

Observando rápidamente las ventas de vino en Estados Unidos, se puede concluir que la industria está en un periodo de estancamiento y que la cantidad consumida ha caído en este último año. Aquí se presenta una pregunta: ¿Es esta caída en la cantidad consumida un problema de corto plazo al que no debería darse mayor importancia o, por el contrario, se trata de una tendencia estructural?

El diagnóstico es complejo, pero los datos muestran una clara desaceleración en las ventas como así también un cambio de tendencias en las mismas.

  • Los vinos de menos de U$S 9 retail están en claro retroceso: hasta noviembre de 2018 el 70% del vino en volumen y el 46% en dólares correspondió a vinos por debajo de los U$S 9 minorista, lo que implica una caída del 9% tanto en volumen como en valor durante los últimos 12 meses.

 

  • La venta de vino por encima de U$S 9 al por menor crece, pero con una tendencia más lenta. Para el Silicon Bank se considera como “vino premium” a aquel vino por encima de los U$S 10 por botella (retail). Ese segmento fue el responsable del 54% de las ventas en Estados Unidos en 2018, representando el 30% del volumen. Esto implicó un crecimiento en 2018 del 4,1 % en dólares y del 3 % en volumen. Sin embargo, al hacer un análisis de los diferentes segmentos de precios que comprendería esta categoría, se observa una disminución en el crecimiento de las ventas generalizada, razón por la cual el Silicon Bank advierte sobre el fin de la premimumización.

Importaciones vs. vinos locales:

La venta de vinos norteamericanos observa una constante caída en manos de los vinos importados iniciada en la década del 90. Grandes productores estadounidenses han utilizado vino a granel importado para la elaboración de marcas locales, impulsando la participación del vino extranjero.

Las ventas de vino importado fraccionado en Estados Unidos durante 2018 fueron lideradas por el Pinot Grigio y el Prosseco de Italia, seguidas por el vino de Australia, el Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda y el vino rosado y los espumantes de Francia.  Las importaciones de vino de Francia fueron las que más crecieron, tanto en volumen como en valor.

 

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.