Innovación
Publicado 05/12/2018

Nuevas tecnologías que mejoran los procesos de vinificación

Presentamos algunas innovaciones surgidas este año que favorecen las prácticas enológicas, reduciendo el consumo de agua y energía, con mejoras en la calidad de los vinos y con bajo impacto en el ambiente.

En la actualidad los proyectos de IDi (Investigación, Desarrollo e Innovación) en el área enológica buscan la reducción en el uso de agua, energía, aumento de la vida útil de los vinos blancos, la mejora de la calidad, la disminución del uso de sulfitos, la mejora de filtraciones y la baja en el impacto al medio ambiente de los procesos realizados en la bodega. A continuación, presentamos algunas de las tecnologías que favorecen estas prácticas y que han aparecido en el mercado durante el último año.

 

 

Galileo

Este sistema patentado por una empresa italiana recupera el anhídrido carbónico producido durante la fermentación alcohólica. Esta tecnología reduce la emisión de gases de efecto invernadero, evitando la contaminación del medio ambiente y también permite la reutilización del anhídrido carbónico en otros procesos llevados a cabo en la bodega. El carbónico recuperado y almacenado a alta presión puede ser fácilmente utilizado para generar atmósfera inerte en las distintas etapas de la elaboración del vino como lo son la recepción de la uva, el despalillado, el traslado del estrujado hacia las prensas, maceradores o fermentadores y todas las fases de trasvase de los mostos y de los vinos que se realizan durante la vendimia.

 

Filtros de titanio

Los filtros de titanio pueden funcionar las 24 horas durante una semana y luego limpiarse en un par de horas, en comparación con las 6 a 8 horas de funcionamiento seguidas y la misma cantidad de horas de limpieza que los filtros convencionales. Una nueva membrana y alojamiento pueden ser hechos a medida para reemplazar los convencionales en los sistemas existentes. Debido a que el titanio es un material muy resistente a la corrosión, pueden ser limpiados con temperaturas de hasta 85ºC y usar vapor y productos químicos.

 

Ánforas de granito

Estas barricas patentadas con forma ovoide permiten que el vino entre en contacto directo con el granito y adquiera la mineralidad de la piedra. La geometría de este recipiente lo convierte en un una barrica óptima para realizar la crianza sobre lías finas. Las barricas están fabricadas en granito gallego, un material poroso que permite la microoxigenación y mantener la temperatura del vino sin oscilaciones bruscas a lo largo del tiempo.

 

Nueva máquina embotelladora de vino

Esta innovadora tecnología de embotellado de vino reduce la cantidad de oxígeno en una botella, por consiguiente disminuye la cantidad de sulfitos utilizados. La embotelladora de vinos desarrollada por RICAMO va directamente al interior de la botella. Luego inyecta una burbuja de gas inerte, como nitrógeno o dióxido de carbono, en el centro de la botella. El vino se agrega a esta burbuja y el tubo de relleno se eleva cuando el líquido llena la botella sin tocar el vino, siendo este mecanismo adecuado para vinos más naturales, incluidos los vinos orgánicos y biodinámicos.

 

Zenith

Una gama de productos a base de poliaspartato de potasio pone fin a la estabilización en frío. Las propiedades intrínsecas del poliaspartato de potasio, permiten a Zenith mantener la estabilidad tartárica y del color de forma duradera, resistir al estrés térmico e inhibir la formación de cristales de tartrato, conservando las características organolépticas del vino intactas. Es aplicado de manera sencilla e inmediata y requiere un uso mínimo de energía, de agua potable y de mano de obra.

 

 

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.